Lo que pudo haber sido... ¡podría ser!

El nuevo video creado por el Comité para el Reavivamiento y la Reforma de la Conferencia General para los 100 días de oración que preceden a la sesión de la Asociación General de este año 2015, explica claramente que Jesús no ha venido porque los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día (IASD) y sus dirigentes no se habían rendido plenamente a la dirección de Jesús. En consecuencia, la obra no se había completado.

Basándose en una carta de dos páginas de Elena G. de White publicada en el Volumen 8 de los Testimonios, el video comienza con una recreación dramatizada de la historia de la IASD en 1901. Elena G. de White se sienta en su escritorio y, a continuación, aparece una escena con George Irwin, el entonces presidente de la Conferencia General, hablando con Arthur G. Daniells, el administrador que estaba a punto de ser sustituido. Esta conversación ocurre justo antes de la sesión prevista de la Conferencia General de ese año. "Es nuestra culpa que el Señor no ha venido, como líderes que hemos decepcionado al Señor", dice. Los dos hombres hacen una oración de confesión, rogando a Dios que "nos perdone y nos cambie."

La escena cambia a otra conversación entre Stephen Haskell y el ex presidente de la Conferencia General, George Butler, a medida que avanzan en lo que parece ser el Tabernáculo de Battle Creek. Dentro de la iglesia, con los hermanos reunidos, el pastor Haskell se acerca al púlpito, lee el salmo 106 y su lamento "Hemos pecado, oh Dios." Haskell realiza otra oración diciendo al Señor que "no podemos seguir como hasta ahora."

El presidente Irwin se dirige al grupo y dice que esta 34ª reunión de la Conferencia General es el más importante que se haya celebrado. Dice que es esencial que todos pidan a Dios perdón, que confiesen sus pecados unos a otros y se unan de corazón. Uno a uno, los hombres en la audiencia confiesan sus pecados y piden perdón a hermanos específicos. Alguien rompe a cantar el himno "Bendito el lazo que nos une" al que se une el resto de la congregación.

Luego nos enteramos de que lo que hemos visto sólo era un sueño de lo que podría haber sido, ya que Elena G. de White despierta de la visión. Al parecer, los hermanos de la Conferencia General no se humillaron, y la señora White se disuelve en lágrimas. Con esto concluye la parte de la recreación histórica del vídeo.

A continuación, aparecen destacados representantes de la actual Conferencia General invitando a la reflexión y a la oración. Finalmente aparece Ted Wilson, el actual presidente, y su mujer Nancy Wilson quien se refiere a la visión de Elena G. de White en la que Cristo estaba dispuesto a venir, pero no pudo, y le ruega a los espectadores a orar por sus líderes en la próxima reunión de la Conferencia General.

Jim Ayer, vicepresidente de Radio Mundial Adventista y miembro del Comité de Reavivamiento y Reforma, dice que la inspiración para el video le llegó durante un retiro de la comisión celebrada en diciembre de 2014. Cuatro días después de compartir su idea con el comité, le dieron luz verde y un presupuesto de $ 47.000. El guión pasó por el Instituto de Investigación Bíblica y el Patrimonio White e incorporó las pequeñas sugerencias que se hicieron. Las personas se ofrecieron a pagar por sus propios trajes y compraron sus billetes de avión a San Francisco, donde se filmó la película. La forma en que todo parecía fluir fácilmente hizo que Ayer sintiera que Dios estaba en la realización del video.



2 comentarios: