¿Qué es el espiritismo?

De acuerdo con la Real Academia de la Lengua Española, el espiritismo es la “doctrina de quienes suponen que a través de un médium, o de otros modos, se puede comunicar con los espíritus de los muertos.”

El término espiritista es relativamente reciente. Fue acuñado por el espiritista Allán Kardec en el siglo XIX. Proviene del término francés spiritisme, compuesto por spirit, que significa espíritu, e isme, doctrina.

Sin embargo, ya desde la antigüedad la humanidad ha creído posible comunicarse con los espíritus de los muertos. Pero, ¿dónde se originó esta creencia? Leamos el siguiente pasaje bíblico:
“La serpiente, el más astuto de todos los animales del campo que Dios el Eterno había hecho, dijo a la mujer: ‘¿Así que Dios dijo que no comáis de ningún árbol del huerto?’ La mujer respondió a la serpiente: ‘Del fruto de los árboles del huerto podemos comer, pero del fruto del árbol que está en medio del huerto Dios dijo: ‘No comáis de él, ni lo toquéis, para que no muráis’. Entonces la serpiente replicó a la mujer: ‘No es cierto. No moriréis. Sino que Dios sabe que el día que comáis de él serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, conocedores del bien y del mal.’” Génesis 3:1-5)
La Biblia declara que el originador de la creencia de que el alma es inmortal es la serpiente, a quién además identifica perfectamente:
“Y fue lanzado fuera ese gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, que engaña a todo el mundo. Fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.” (Apocalipsis 12:9)
Por tanto, la Biblia claramente nos enseña que el originador de esta creencia es la serpiente antigua, es decir, Satanás. Este es un principio fundamental que ha de quedar bien claro. Es Satanás el originador de esta doctrina.

El nombre de Satanás proviene del hebreo y significa el que “alberga animosidad contra alguien” el “adversario”, “diablo”, “acusador” y “calumniador”. En la Biblia, siempre se presenta a Satanás como el enemigo u opositor de Dios. Su enseñanza, su carácter, sus propósitos, siempre son los contrarios a los de Dios.

La doctrina de la inmortalidad del alma permaneció desde el génesis y representó uno de los fundamentos de las religiones paganas de la antigüedad. En la Grecia antigua, se daba por cierto que los difuntos habitaban en el Hades y era posible entrar en contacto con ellos mediante rituales mágicos. En la obra La Odisea, de Homero, Odiseo llega al Hades y lleva a cabo un ritual, según lo indicado por la hechicera Circe, con lo cual logra hablar con el espíritu de su padre y con los de sus compañeros muertos en Troya. Asimismo, los chamanes de los pueblos originarios de Asia y Oceanía afirmaban tener la capacidad de comunicarse con los espíritus de los difuntos. Esta creencia era un pilar fundamental también en las religiones babilónica, egipcia, medo persa, romana, hindú, oriental, América precolombina, etc; prácticamente universal.

Durante la Edad Media (s. V al XV), se mantuvo la creencia de que los espíritus regresaban regularmente al mundo de los vivos y se multiplicaron los cuentos de fantasmas. En Hamlet, William Shakespeare presenta al fantasma del rey asesinado demandando venganza a su hijo.

Se puede considerar el año 1848 como el inicio del espiritismo moderno. Fue en Hydesville, en el estado de Nueva York, Estados Unidos. El 31 de marzo de ese año, las hermanas Fox escucharon unos golpes en su casa familiar y establecieron un código de comunicación con lo que creyeron que era un espíritu el que producía esos golpes. Estos extraños golpeteos causaron sensación en Estados Unidos y muchas personas los consideraron como la prueba de la comunicación entre vivos y muertos.

Es curioso notar que a pocos kilómetros de Hydesville se encuentra la localidad de Low Hampton, donde a principios de la década de 1840 William Miller comenzó a predicar acerca de Daniel 8:14, comenzando entonces el movimiento adventista. Los adventistas consideran su única regla de fe a la Biblia, en ella no se considera vida después de la muerte sino sólo cuando venga el momento de la resurrección, ya sea para vida eterna o muerte. ¿No sería acaso el espiritismo, junto con otros movimientos que tuvieron lugar en esa época, un acto satánico para contrarrestar el movimiento adventista que defendía la norma bíblica?

Seis años más tarde, en 1854, el pedagogo francés Hippolyte Léon Denizard Rivail se abocó al estudio de este tipo de fenómenos paranormales, en particular, las manifestaciones de las llamadas “mesas giratorias”. Las explicaciones de las causas de estos fenómenos, al igual que el sistema filosófico derivado de aquéllas, sentó las bases del espiritismo. Sus investigaciones en el terreno del espiritismo le llevaron a cambiarse el nombre de Hippolyte Léon al de Allán Kardec tras, según afirmó él mismo, recordar una vida anterior en la que llevaba este nombre. Hoy en día, se le considera el sistematizador y fundador del espiritismo moderno.

Allán Kardec analizó, ordenó y completó información concordante obtenida de los espíritus “a través de diversos médiums, desconocidos entre sí, y en distintas partes del mundo”, organizando estos trabajos en cinco obras consideradas básicas para el espiritismo:

1.“El libro de los espíritus”: La primera edición fue el 18 de abril de 1857. En su primera página se lee: “Contiene: los principios de la doctrina espírita. Sobre la inmortalidad del alma, la naturaleza de los espíritus y sus relaciones con los hombres, las leyes morales, la vida presente, la vida futura y el porvenir de la humanidad, según la enseñanza dada por los espíritus superiores con la ayuda de diversos médiums. Recopilada y puesta en orden por Allán Kardec”. Este libro se ordena en forma de preguntas y respuestas abarcando los más diversos temas con sus 1019 preguntas.

2.“El libro de los médiums”: La primera edición fue en enero de 1861. En su portada se establece su contenido: “Guía de los médiums y de los evocadores. Contiene la enseñanza de los espíritus sobre la teoría de todos los géneros de manifestaciones, los medios de comunicarse con el mundo invisible, el desarrollo de la mediumnidad, las dificultades y los escollos que se pueden encontrar en la práctica del espiritismo. Continuación de El libro de los espíritus; por Allán Kardec”. Esta obra trata de las manifestaciones espiritistas y de los médiums, por tanto, de la parte fenoménica del espiritismo, y lo caracteriza como “ciencia” de observación que analiza las relaciones entre el mundo corpóreo y el mundo invisible o espiritual.

3.“El Evangelio según el espiritismo”: La primera edición fue en abril de 1864. “Contiene la explicación de las máximas morales de Cristo, su concordancia con el espiritismo y su aplicación a las diversas posiciones de la vida”. En su contratapa de la edición moderna (2001) se lee: “Esta obra define la esencia religiosa de la doctrina espírita, como verdadero cristianismo, restaurado por la interpretación que los espíritus dieron a los textos evangélicos. Ella muestra el poder del amor en las más diversas situaciones de la vida, cuando dejamos que ese sentimiento divino guíe nuestras manos y nuestros pasos, para servir al prójimo, resultando de ello que todo se equilibre a nuestro alrededor”.

4.“El cielo y el infierno”: El título original era El cielo y el infierno o la justicia divina según el espiritismo. La primera edición fue en agosto de 1865. “Contiene: El examen comparado de las doctrinas sobre el tránsito de la vida corporal a la vida espiritual, las penas y las recompensas futuras, los ángeles y los demonios, las penas eternas, etc., seguido de numerosos ejemplos sobre la situación real del alma durante y después de la muerte. Además entre otros como la revista espírita y algunos otros literarios en su doctrina espiritista”. ¿Cuál es el destino del hombre después de la muerte física? ¿Cuáles serían las causas del temor a la muerte? ¿Existe el Cielo y el Infierno? ¿Merece crédito la antigua creencia en los ángeles y demonios? ¿Cómo procede la justicia divina? Estas y otras cuestiones relacionadas son debidamente esclarecidas, en la primera parte de esta obra, a la luz de la lógica y de las enseñanzas de los espíritus. En la segunda parte, titulada “Ejemplos Kardec” registra numerosas comunicaciones de espíritus: clasificados por categorías, tales como: felices, sufridores, arrepentidos, endurecidos y suicidas que ejemplifican la doctrina expuesta anteriormente.

5.“La Génesis”: El título original era La génesis, los milagros y las profecías según el espiritismo. (El artículo femenino «la» se utiliza para diferenciarlo del Génesis bíblico). La primera edición fue en enero de 1868. Trata asuntos como: Dios y la visón de los hombres sobre su existencia y naturaleza, la Providencia divina, el bien y el mal, el espacio y el tiempo, la formación de los mundos, la génesis orgánica y la génesis espiritual, los milagros y su explicación, la superioridad de la naturaleza de Jesús y la desaparición de su cuerpo, y muchos otros asuntos.

Los principios fundamentos del espiritismo contenidos en sus obras fundamentales son:

- La existencia y unicidad de Dios.
- La existencia de los espíritus: El hombre es un espíritu ligado a un cuerpo, mediante una conexión denominada periespíritu. Los espiritistas definen con el término alma al espíritu cuando está ligado a un cuerpo, es decir, cuando está encarnado. El espíritu es un ser inteligente, individual, antes y después de la muerte, e inmortal.
- Comunicabilidad de los espíritus (mediumnidad): La posibilidad de comunicar con los espíritus encarnados (vivos) y desencarnados (muertos) mediante la mediumnidad.
- La reencarnación: Un concepto prestado del hinduismo; es el proceso natural que permite encarnar sucesivas veces con la función de permitir el perfeccionamiento de los espíritus.
- Concepto hinduista del karma, que los espiritistas llaman “ley de causa y efecto”.
- Evolución o progreso de los espíritus en un proceso análogo y complementario de la evolución biológica.
- Ley de causa y efecto, concepto prestado del hinduismo; es el mecanismo de retribución ética universal a todos los espíritus, según la cual nuestra condición actual es el resultado de nuestros actos pasados.
- La noción de que los espíritus son responsables de sus actos durante toda su existencia.
- La pluralidad de mundos habitados, concepto prestado del hinduismo. La Tierra no sería el único planeta con vida en el universo. Cada planeta funcionaría como un purgatorio donde las almas viven para pagar el karma del pasado.
- No existe el cielo ni el infierno eternos: La felicidad o infelicidad relativas después de la muerte las determina el estado moral y psicológico del individuo.
Además de esto se pueden aceptar como características secundarias:
- El concepto de creación igualitaria de todos los espíritus, “simples e ignorantes” en su origen, y destinados invariablemente a la perfección, con aptitudes idénticas para el bien o para el mal, dado el libre albedrío. Este concepto derriba la creencia en ángeles o demonios como seres creados aparte y condenados eternamente al bien o al mal.
- Jesús es considerado por los espiritistas como un modelo y guía moral para la humanidad. El espiritismo no acepta el dogma de la Santísima Trinidad, considera que Jesús es un espíritu al igual que los hombres, pero en un estado evolutivo muy superior.
- La moral de Cristo, contenida en el Evangelio, es el camino para la evolución segura de todos los hombres, y su práctica es la solución para todos los problemas humanos y es el objetivo a ser alcanzado por toda la humanidad.

Según los espiritistas, la relación humana con lo espiritual no necesita ninguna mediación institucional. Una espiritualidad natural es suficiente y es más apropiada para la realización humana.

El espiritismo carece de rituales, culto, templos o sacerdotes, por lo que los espiritistas no lo consideran una religión. Las reuniones espiritistas se caracterizan por:

- Ausencia de jerarquía sacerdotal. No hay ningún hombre que sea intermediario entre Dios y los hombres.
- Total ausencia de culto a imágenes, altares, etc.
- Ausencia de cualquier ritual o sacramento: bautismo, casamiento, etc.
- Incentivo al respeto y tolerancia de todas las religiones. Muchos espiritistas lo consideran su “segunda religión”.
- La práctica espiritista es gratuita y sin ánimo de lucro.

A lo largo del siglo XIX, muchas personalidades de Europa y Estados Unidos abrazaron gradualmente el espiritismo como una explicación lógica de la realidad, incluso de temas relacionados con la trascendencia, como Dios y la vida después de la muerte. Miles de sociedades espiritistas fueron creadas en ambos continentes.

Algunos espiritistas célebres fueron:

Víctor Hugo (1802-1885). Escritor, intelectual y político francés de gran influencia. Una esperanza que nunca abandonó fue la de los futuros Estados Unidos de Europa. Sus contemporáneos tenían como absurda esa idea, debido a la gran rivalidad existente entre Francia y Alemania. Sin embargo, habría que esperar hasta la mitad del siglo XX para que esta idea se retome y se admita, llegando incluso a concretarse con el euro.

Allán Kardec (1804-1869). Escritor y pedagogo francés. Era estudioso del magnetismo y, en cierta ocasión, se interesó por el fenómeno de las “mesas giratorias” o parlantes creyendo que tendría relación con el magnetismo. Investigando ese fenómeno, creyó que había una causa inteligente detrás. Cierta vez, un mensaje fue destinado específicamente a él: “Daría vida a una nueva doctrina filosófica, científica y moral”. A partir de entonces, se convirtió en el “escogido” y articuló la doctrina espírita. Se cambió su nombre por el de Allán Kardec, después de que un espíritu le declarase que ese había sido su nombre en una vida pasada, cuando era druida en la Galia.

Charles Dickens (1812-1870). Escritor británico que forma parte de la literatura universal. Publicó, entre otras obras, Oliver Twist, Cuento de Navidad e Historia de dos ciudades.

Alfred Russel Wallace (1823-1913). Investigador y naturalista británico conocido por haber propuesto independientemente una teoría de evolución por medio de selección natural que motivó a Charles Darwin a publicar su propia teoría.

Daniel Dunglas Home (1833-1889). Investigador británico. Es considerado el mayor médium de todos los tiempos y dotado con poderes extrasensoriales.

William Crookes (1832-1919). Químico inglés, considerado como uno de los científicos más importantes en Europa en el siglo XIX. Su trabajo más importante fue la investigación sobre la conducción de la electricidad en los gases. Inventó el tubo de Crookes, para el estudio de las propiedades de los rayos catódicos y que sirvió para fabricar el aparato de televisión. También, fue parte de lo que se conoce como al metafísica, pionera de la parapsicología.

Amalia Domingo Soler (1835-1909). Escritora y médium española.

Margaret (1836-1893) y Kate Fox (1837–1892). Médiums canadienses.

Camille Flammarion (1842-1925). Investigador y astrónomo francés de gran influencia. Fue muy amigo de Kardec. Entre sus obras de ficción destacan algunas colecciones de cuentos describiendo la reencarnación de un espíritu en otros mundos en formas de vida completamente diferentes a las terrestres. Fue uno de los primeros en practicar hipnosis e impartió clases sobre ella.

León Denis (1846-1927). Investigador francés.

Florence Cook (1848-?). Médium londinense.

Oliver Lodge (1851-1940). Investigador. Físico y escritor envuelto en el desarrollo de la telegrafía sin hilos. Fue la primera persona en transmitir una señal de radio.

Eusapia Paladino (1854-1918). Médium italiana.

Arthur Conan Doyle (1859-1930). Escritor británico célebre por la creación del personaje de Sherlock Holmes. Además escribió otras obras, algunas de ellas versionadas en el cine.

Ernesto Bozzano (1862-1943). Investigador italiano.

Chico Xavier (1910-2002). Médium brasileño, escritor de numerosos libros de los cuales nunca admitió ser autor de ellos, sino que decía que sólo escribía lo que los espíritus le decían.

Francisco I. Madero (1873-1913). Médium escribiente y Presidente de México.

2 comentarios:

  1. Bueno,el espiritismo es el nombre que se le da a las "facultades" para conocer y manipular o adquirir conocimientos de las ciencias ocultas.

    Espiritualidad no esta ligada a esto ni tampoco esta ligada a la religion ni a dios.
    Una persona espiritual es alguien que esta en paz consigo mismo y que ademas busca la paz a su alrededor.Una persona cuya prioridad es la esencia,y no tanto la materia.

    ResponderEliminar
  2. HAROLD AGUILAR MEZA20 de octubre de 2011, 18:48

    LA VERDAD QUE CON LA LLEGADA DE LA DOCTRINA ESPIRITA A MÍ VIDA, HE PODIDO DAR UN MEJOR CAMINO A MÍ VIDA, DESDE EL PUNTO D VISTA MORAL, INTELECTUAL Y CONOSIMIENTO.

    ResponderEliminar

Compártelo