UNA MONEDA MUNDIAL

Elena de White escribió hace un poco más de 100 años atrás: “… La actual discusión financiera me ha sido presentada como una de las obras maestras de Satanás para estos últimos días. Hay un poder que actúa desde abajo, que está de acuerdo con la obra del gran enemigo. Supuse que nuestros hermanos avanzarían suavemente, y se moverían con cautela, manteniéndose lejos de todos estos nuevos temas de discusión relativos a la moneda circulante. El cambio de la moneda circulante no es un plan ideado por Dios. ¿Cuáles serán sus resultados? Determinará un estado de cosas que traerá opresión a los pobres, y creará gran angustia. Es uno de los planes del diablo, y he pensado que los que creían en la verdad serían engañados en el menor grado en este asunto. Pero en el transcurso del año 1896 me fueron presentados asuntos que me han hecho temblar por nuestro pueblo. He estado donde escuchaba conversaciones de los que ocupan puestos de confianza en nuestras instituciones, y había mucho calor en la discusión sobre las diferentes posiciones asumidas. La luz que me fue dada fue ésta: Este es el método que Satanás ha dispuesto para traer angustia. (Testimonios para los Ministros, 331)

Rusia presenta una nueva "moneda mundial" simbólica ante el G8


2009-07-10 | Libertad Digital | Manuel Llamas

Desde hace meses se viene conformando un intenso debate internacional acerca de la conveniencia o no de reformar el actual sistema monetario internacional, cuya hegemonía ostenta el dólar desde hace décadas.

La reforma del sistema monetario ha estado presente en la cumbre del G8. Y de una forma mucho más explícita que en las anteriores reuniones internacionales de grandes potencias, como la pasada cumbre del G20 celebrada en Londres. De hecho, las declaraciones favorables a crear una nueva divisa de reserva internacional en sustitución del dólar son cada vez más claras y firmes.

En la clausura de la cumbre, celebrada este viernes, el presidente ruso, Dmitry Medvedev, ha ido incluso más allá. Medvedev ha mostrado en su solapa la nueva "moneda mundial", en una claro llamamiento a crear una divisa supranacional de referencia internacional. “Aquí está. La pueden ver y tocar”, indicó el líder ruso a un grupo de periodistas al término de la cumbre del G8, que se celebró en la localidad italiana de L'Aquila.

La moneda, a modo de pin, reza el siguiente eslogan: "unidad en la diversidad". Fue acuñada en Bélgica y presentada a los jefes de Gobierno del G8, según Medvedev, informa Bloomberg.

La cuestión de una moneda supranacional "concierne a todo el mundo ahora, incluso a las casas de la moneda", señaló Medvedev. Esto significa que "estamos preparados", en referencia a la citada reforma monetaria. Además, el lema de la moneda "creo que es un buen símbolo, ya que da a entender cómo somos de interdependientes".

El líder ruso ha insistido durante la cumbre sobre la necesidad de crear una cesta de monedas de reserva internacionales para hacer frente a la crisis financiera mundial, cuestionando así la hegemonía monetaria que ostenta el dólar en la actualidad.

El llamamiento ruso se suma a la advertencia lanzada por China, y otras potencias emergentes presentes en la cumbre, tales como India o Brasil. China no dudó el jueves en la reunión entre el G8 y el G5 en reclamar una reforma del sistema monetario internacional para una "mayor diversificación de la moneda de referencia", el dólar estadounidense. El gigante asiático nunca había sido tan explícito.

China tiene depositada gran parte de sus reservas extranjeras en deuda pública estadounidense, en dólares, y está preocupada por la devaluación de esta divisa desde que estalló la crisis económica y financiera global. De hecho, el debate sobre la necesidad de crear una nueva moneda está muy presente en la cúpula comunista del régimen de Pekín, tal y como avanzó Libertad Digital.

Desde hace meses, algunas potencias internacionales reclaman la reforma del sistema monetario. El pasado abril, durante la reunión del G20 en Londres, Rusia y China plantearon este tema, aunque no se alcanzó ningún acuerdo o compromiso al respecto.

El pasado marzo, el gobernador del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, propuso crear una divisa de reserva multinacional como parte de la reforma en el sistema monetario, sumándose así a la petición de Rusia. En este sentido, señaló que los Derechos Especiales de Giro (SDR, sus siglas en inglés) del Fondo Monetario Internacional (FMI) tienen el potencial para actuar como una divisa de reserva supranacional. Es decir, el objetivo sería crear una nueva súper divisa.

Dicha propuesta fue apoyada poco después por los países emergentes, con Brasil a la cabeza. Fue precisamente en marzo cuando el secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner, provocó un shock en el mercado monetario con unas declaraciones inéditas, que a las pocas horas se vio obligado a corregir: afirmó que Washington estaba muy abierto" a la propuesta de China y Rusia de crear una nueva super divisa de reserva internacional en sustitución del dólar.

En la cumbre del G8 se ha dado un paso más allá. De las declaraciones a una moneda simbólica. Y es que, en este caso, al igual que en muchos otros, una imagen vale más que mil palabras.

2 comentarios:

  1. hola me llamo emmanuel y ahora tengo otra cosa que preguntar... es mas tengo una pequeña informacion con respecto a este tiempo... por favor como me contacto con ustedes??? elemmanuelles@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Sorprendente lo que nos decía E. White en 1896. Y aun hay gente en la iglesia que cuando dices estas cosas te tachan de "consparanoico" o que lo que hablas no es bíblico!!

    Muy buen aporte, gracias!!!

    ResponderEliminar