Un movimiento de reforma dentro de la Iglesia


Cuando Hace mas de 27 siglos, el inspirado profeta Joel, en base a la visión divina, se refirió al día de Dios, escribió:
“Tocad trompeta en Sion, y dad alarma en mi santo monte; tiemblen todos los moradores de la tierra, porque viene el día de Jehová, porque esta cercano. Día de tinieblas y de oscuridad, día de nube y de sombra, que sobre los moradores de extiende como el alba” (Joel 2:1,2).

Si bien estas palabras tenían una aplicación histórica inmediata a los tiempos del Antiguo Testamento, cuando Israel había de ser invadido por un pueblo enemigo, la razón por la cual fueron preservadas es que se refieren particularmente al tiempo del fin, al “día de Jehová”, la víspera del regreso de Cristo a la tierra. El mensaje invita a tocar trompeta en Sion, o sea en la iglesia; a hacer cundir la alarma en el santo monte de Dios, o sea su pueblo; porque ocurrirán sucesos de tal magnitud que harían temblar a todos los moradores del mundo.
“Por eso pues, dice Jehová – sigue el profeta-, convertíos a mi con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. Rasgad vuestro corazón, y no vuestro vestido, y convertíos a Jehová vuestro Dios… Tocad trompeta en Sion, proclamad ayuno, convocad asamblea. Reunid al pueblo, santificad la reunión… Entre la entrada y el altar lloren los sacerdotes, ministros de Jehová, y digan: Perdona, oh Jehová a tu pueblo” (vers. 12-17).

En vista de los tremendos acontecimientos que estarían por ocurrir en el “día de Jehová”, la iglesia debía ser despertada por una voz de alarma, y el pueblo debía ser llamado a lograr una conversión autentica, profunda, y de todo corazón. En otras palabras, debía efectuarse una reforma espiritual en el seno de la iglesia, en preparación para los grandiosos sucesos del fin.

No hay duda de que hemos llegado ya a la propia víspera de la hora suprema, y de que este llamado a una conversión genuina y a una reforma cabal de la vida de cada uno, debe resonar por todos los ámbitos de Sion.

Tal es lo que hace años ha establecido, por autoridad divina, la sierva del Señor, en los siguientes párrafos inspirados:
“Un reavivamiento de la verdadera piedad entre nosotros es la mayor y mas urgente de todas nuestras necesidades. El buscar esto debe ser nuestro primer trabajo [SG 53].

Debe haber un esfuerzo ferviente para obtener la bendición del Señor, no porque Dios no este dispuesto a otorgarnos su bendición, sino porque no estamos preparados para recibirla. Nuestro Padre celestial esta más dispuesto a dar su Espíritu Santo a los que se lo piden, que los padres terrenales a dar buenas dadivas a sus hijos. Pero constituye nuestra tarea, por medio de la confesión, la humillación, el arrepentimiento y la oración ferviente, el cumplir las condiciones en virtud de las cuales Dios ha prometido concedernos su bendición” (1 SM 121).

“El pueblo de Dios no soportará la prueba a menos que haya un reavivamiento y una reforma. El señor no admitirá en las mansiones que está preparando para los justos, una sola alma que sea presuntuosa” (7 T 285).

“Se necesita una reforma entre el pueblo de Dios, pero ésta debe comenzar su obra purificadora con los ministros” (1 T 469).

“Debe producirse una reforma en el pueblo de Dios” (MPJ 315)

“Debe realizarse un reavivamiento y una reforma bajo la ministracion del Espíritu Santo. Reavivamiento y reforma son dos cosas diferentes. El reavivamiento significa una renovación de la vida espiritual, una vivificación de los poderes de la mente y del corazón, una resurrección de la muerte espiritual. La reforma significa una reorganización, un cambio en las ideas y las teorías, en los hábitos y las practicas. La reforma no traerá los buenos frutos de la justicia a menos que éste vinculada con el reavivamiento del espíritu. El reavivamiento y la reforma han de realizar la obra señalada, y al hacer esta obra ambos deben combinarse” (Rh, febrero 25 de 1902), republicado en SC 53, 54).

“Me han impresionado profundamente las escenas que desfilaron últimamente delante de mi en las horas de la noche. Parecía que se realizaba en muchos lugares un gran movimiento, una obra de reavivamiento. Nuestro pueblo estrechaba sus filas en respuesta al llamamiento de Dios. Hermanos míos, el Señor nos esta hablando. ¿No escucharemos su voz? ¿No aderezaremos nuestras lámparas, para actuar como hombres que esperan la venida del Señor? El momento actual exige que llevemos la luz y actuemos” (JT 3: 441, 442).

“Antes que los juicios de Dios caigan finalmente sobre la tierra, habrá entre el pueblo del Señor un avivamiento de la piedad primitiva, cual no se ha visto nunca desde los tiempos apostólicos. El Espíritu y el poder de Dios serán derramados sobre sus hijos” (CS 517).


5 comentarios:

  1. Excelente llamado, es hora de despertar, nuestra redención está cerca, debemos de dar esa alarma si nos amamos! Los Adventistas tenemos una labor que cumplir y se nos está haciendo tarde! Hermanos, Cristo viene! Por fin! Por fin lo veremos!

    ResponderEliminar
  2. ES VERDAD QUE NECESITAMOS UN REAVIVAMIENTO Y UNA REFORMA PERO DEBEMOS ENTENDER QUE ES Y POR DONDE SE COMIENSA, Y ESTA ES UN CAMBIO DE TODOS NUESTROS ABITOS.LOS CUALES NOSOTROS NO TENEMOS PODER PARA CAMBIAR,EL ESPIRITU DE PROFECIA DICE QUE LA UNICA FORMA EN QUE LO LOGRAREMOS ES QUE LA GRACIA DE DIOS ESTE CON NOSOTROS Y ESTO ES QUE CONFIEMOS IMPLISITAMENTE SIN NINGUNA DUDA DE QUE EL SEÑOR JESUS PUEDE TRANSFORMARNOS. Y ESTA TRANSFORMACION COMIENSA POR LA ALIMENTACION.POR DONDE COMENSO LA CAIDA DEL HOMBRE CON ADAN(OSEA POR LA COMIDA)COMENSO TAMBIEN NUESTRA REDENCION,CON EL SEÑOR JESUS EN LAS TENTACIONES DEL DESIERTO,NO PODREMOS TENER UNA BUENA RELACION CON DIOS SI NUESTRA MENTE ESTA OCUPADA TRATANDO DE DIGERIR NUESTRA MALA FORMA DE ALIMENTARNOS.QUE EL SEÑOR LOS VENDIGA.

    ResponderEliminar
  3. cuando la iglesia adventista tenga la teologia de la salvacion solo por gracia y le de el enfacis correcto, y cuando la iglesia creea en la salvacion solo por fe, es cuando se realizara el reavivamiento esperado y es cuando las reformas surgiran obradas por el Espiritu santo, actualmente la palabra GRACIA es una palabra muy desconocida en los miembros adventistas, y la justificacion por la fe en Jesucristo es un tema muy confuso, porque les han enseñado a ganarse el amor de Dios por medio de las pbras, es decir, si un miembro no guarda la ley Dios ya no lo ama, el reavivamiento no comienza con obras, de ningun tipo, el reavivamiento comienza con una relacion y un conocimiento correcto de esa relacion,, el evangelio de la iglesia adventista actualmente es como dijo san Pablo otro evangelio, cren en la salvacion por fe mas las obras, si no creen, solo vean un bautiszmo adventista y vean cuantos requisitos les piden en publico para que los puedan aceptar, y los hacen jurar por medio de un voto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado, concuerdo con Ud., en que en estos momentos la Iglesia está pasando por circunstancias estrechas, por decirlo de alguna manera, sí existe una crisis en el adventismo, una crisis que no queremos ver, tanto laicos como pastores y dirigentes administrativos, hemos alimentado al pueblo diciendo paz paz, y no hay paz, la Iglesia se ha contaminado con corrientes seudo verdaderas, se ha dejado de lado las sendas antiguas, en un afán por modernizar la Iglesia, se la está secularizando cada vez más y lo más triste es que esto sucede en las narices de los dirigentes quienes además apoyan a la mayoría de estos movimientos para atraer a jóvenes y personas de criterio dudoso. El mensaje no ha perdido su valor por lejano en el tiempo que esté, "Mirad por las sendas antiguas, preguntad cual es el buen camino y andad por él". Es triste que el mensajero sea mayor que el mensaje, se está endiosando a los mensajeros y ahora el Evangelio tiene apellido, es común asistir a sermones televisados o expuestos en dvd, ya no hay a quien darle la mano a la salida ni darle un abrazo fraterno sabiendo que todos formamos parte de un solo cuerpo en destino a la Canaan Celestial. Da pena nuestra querida Iglesia, más cuando es posible apreciar que "tropezó la Justicia en la plaza y la equidad no pudo venir", cuando se toman decisiones institucionales apresuradas muchas veces para favorecer a personas definidas en desmedro de otras que tienen que rumiar su dolor y desencanto, esto es lo que nos está arruinando, dirigentes, porque líderes no hay, que tienen miopía espiritual pero un ego muy alto, no acepta sugerencias ni por muy humildes que sean. El yo se los está comiendo vivos, debemos sentir de nuevo el espíritu de ese antigua himno que ya no se canta, "El camino es escabroso y los pìes sangrantes van"- es difícil, más aún cuando ahora cada sábado es una exposición de autos último modelo y cada cual más caro, así difícil que sangren los pies, pero necesitamos que sangren, para odiar este mundo y desear el Cielo Bendito, pero cuando ya ni siquiera necesitamos el himnario porque los himnos se proyectan, cuando el pastor predica con power point, y los textos van apareciendo solitos en la pantalla, ¿para qué llevar la Biblia al Sermón? ¡¡"Cuanto dista Cannaán".!! Somos todos responsables de volver al Camino, de lo contario nuestro huesos también blanquearán en el desierto de este mundo muchos años más.

      Eliminar
    2. la fe sin obras es muerta. Muestrame tu fe y yo te mostrare mis obras por causa de la fe. el que dice que Ama a Dios y no ama a su projimo de que sirve esa fe que dice que tiene? El que dice que ama a Dios y no guarda sus mandamientos, dice la biblia que es mentiroso y nohay verdad en el. Por gracia sois salvo y nesto no de vosotros pues es don de Dios. Por gracia Jesus salvo a la Maria Magdalena pero le dijo: vete y no peques mas. Que queria decir con eso? pues guarda los mandamientos porque la biblia dice que pecado es transgression de la ley. Cuando el joven rico le dijo a jesus; que bien hare para obtener la vida eternal? Cristo dijo: guarda los mandamientos. ya sabemos que los 10 mandaminetos no salvan, pero este joven los habia guardado todos pero a la letra muerta de la ley, necesitaba guardarlo al espiritu de la ley, por eso el Senor Jesus le dijo eso.

      Eliminar