¿Quién fue Thomas Paine?


Thomas Paine fue un revolucionario norteamericano y filósofo de finales del siglo XVIII que influyó enormemente en el pensamiento y política durante los inicio de EEUU. Ateo y crítico de la Biblia, después de su muerte Ellen G. White hace declaraciones sorprendentes de este pensador cuya influencia llega hasta hoy.

Thomas Paine nació en Thetford, Norfolk, Gran Bretaña, el 29 de enero de 1737. De origen humilde, hijo de un cuáquero y de una anglicana, recibió una educación que se limitaba a saber leer, escribir y cuatro operaciones básicas. Sin embargo, se formó de manera autodidacta y llegó a ser el más importante revolucionario norteamericano.

En 1774 llegó a Filadelfia, EEUU, y dos años más tarde, en 1776, escribió el más famoso de los folletos impresos “El sentido común” con el que divulgó sus ideas políticas y filosóficas. Éstas marcaron un hito en la historia, ya que defendía que cualquier decisión política no debía fundamentarse en doctrinas basadas en la historia, la religión, la nación, el honor o en nociones apriorísticas, sino en criterios avalados por la experiencia de los seres humanos y en la razón. “El sentido común” allanó el camino a la Declaración de Independencia Americana, el 4 de julio del mismo año.

Sin embargo, su obra maestra fue el libro titulado La edad de la razón que escribió en 1794 En esta obra Pain cree poner la Biblia al descubierto, llamando la atención hacia sus numerosas contradicciones, errores, absurdos y atrocidades que, según él, contienen tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento. De la Biblia declaró que no era un libro inspirado, es más, que “sería más coherente que la llamáramos la obra de un demonio que la palabra de Dios […] por mi parte, sinceramente la detesto.” En su obra también manifiesta que la historia de Jesús es inventada y arremete contra todas las iglesias diciendo finalmente: “mi mente es mi propia iglesia.”

Thomas Pain murió en Nueva York el 8 de julio de 1809. Fue una de las mayores influencias de la Norteamérica de los siglos XVIII y XIX. Influyó sobre personalidades tan importantes como Thomas Jefferson, George Washington, William Godwin, Pierre Victurnien Vergniaud, Abraham Lincoln, Thomas Edison, Moncure D. Conway, Bertrand Russell, Christopher Hitchens, Robert G. Ingersoll, entre otros, todos ellos pensadores y protagonistas que han hecho de nuestra sociedad lo que es hoy en día.

Después de haber conocido un poco las ideas de Thomas Paine, que han fundamentado el pensamiento y la política de EEUU, ¿podría ser que su influencia siguiera viva hoy en día? Su ateísmo acérrimo permeó la sociedad de su época. ¿Sabías que Elena G. de White habla acerca de Thomas Paine?

Una primera referencia la podemos encontrar en el hermoso libro Mensajes para los jóvenes, en el capítulo titulado “Una advertencia contra el escepticismo” en la página 84. ¡Qué interesante es esta exhortación que Elena G. de White dirige a los jóvenes y la advertencia que hace en contra de Thomas Paine! Dice así:

"Siento la más intensa angustia por nuestra juventud. Os amonesto, como quien conoce el peligro, que no os dejéis entrampar por Satanás, por medio del pequeño conocimiento científico que podáis haber adquirido. Es mejor tener un corazón puro y humilde que toda la ciencia que podéis obtener sin el temor del Señor.

Es probable que los jóvenes de hoy encuentren escépticos e incrédulos dondequiera que vayan, por lo cual, ¡cuán necesario es que vayan equipados de modo que puedan dar razón de su esperanza con mansedumbre y temor! Thomas Paine ha pasado al sepulcro, pero sus obras viven para maldecir al mundo y aquellos que dudan de la verdad de la Palabra de Dios colocarán estas producciones incrédulas en manos de los jóvenes inexpertos para llenar sus corazones de la atmósfera ponzoñosa de la duda. El espíritu de Satanás obra mediante los hombres impíos, para llevar a cabo sus ardides para la ruina de las almas.”

Otra referencia la podemos leer en las páginas 90, 91 y 92 del libro Primeros escritos. En estas líneas Elena G. de White está hablando acerca de las manifestaciones espiritistas, en las que Thomas Paine se aparecía después de su muerte:

"Thomas Paine, cuyo cuerpo se ha reducido a polvo y quien ha de ser llamado al fin de los mil años, cuando se produzca la segunda resurrección, para que reciba su recompensa y sufra la segunda muerte, es representado por Satanás como si estuviera en el cielo, en posición muy exaltada. Satanás lo usó en la tierra mientras pudo, y ahora continúa haciéndolo al sostener que Paine es ensalzado y honrado en el cielo. Y lo que enseñó aquí en la tierra, Satanás sostiene que lo está enseñando ahora en el cielo. Hay quienes consideraron con horror la vida y la muerte de este hombre, así como sus enseñanzas corruptas, pero se someten ahora a ser enseñados por él, aunque fue uno de los hombres más viles y más corruptos, uno que despreció a Dios y su ley. […] A Satanás no le importa a quién hace hablar, con fin que logre su objeto. El estuvo tan estrechamente relacionado con: Paine en esta tierra, y le ayudó de tal manera en su obra, que le resulta fácil saber qué palabras empleaba Paine y reproducir la letra del que le sirvió tan fielmente y logró con tanto éxito sus propósitos. Satanás dictó muchos de sus escritos, y le es fácil dictar sentimientos por medio de sus ángeles ahora y hacer aparecer como que provienen de Thomas Paine, quien, mientras vivía, era un siervo devoto del maligno. Esta es la obra maestra de Satanás. Toda esta enseñanza, que se da como proveniente de los apóstoles, de los santos de hombres impíos que murieron, procede directamente de su majestad satánica. […] Satanás está haciendo ahora, mediante personas como Thomas Paine, lo que ha estado tratando de hacer desde su caída. Está, por medio de su poder y sus prodigios mentirosos, destruyendo el fundamento de la esperanza cristiana, y apagando el sol que ha de alumbrarlos en el camino angosto que lleva al cielo. Está haciendo creer al mundo que la Biblia no es inspirada, ni mejor que un libro de cuentos, mientras ofrece algo que la ha de reemplazar, a saber, las manifestaciones espirituales.”

¡Qué tremendas palabras dirige a Thomas Paine! Únicamente hay seguridad en el Señor. Te recomendamos que, si tienes oportunidad, leas en su totalidad los capítulos que aquí mencionamos para tener una mayor información. Puedes descargarte los libros de Ellen G. White en nuestro blog haciendo click aquí.

Equipo de Tocad Trompeta

Fuentes:
Mensajes para los jóvenes

Primeros escritos

1 comentario:

  1. Jamás me hubiera imaginado q la hermana White mencionara a esta hombre. Muchas gracias x la información y sin dudar ahora buscaré esos libros para leer los capítulos completos.

    ResponderEliminar